Puntos rectos (brazos a pared)

Todo un clásico, como los toldos de balcón, pero con la ventaja de un sistema que introduce un muelle que facilita una tensión progresiva según se extiende el toldo. De esta manera evita que el toldo se mueva por efecto del aire, y garantiza la seguridad del toldo.

Su instalación es sencilla, pudiendo anclarlo al frente, al costado o en el techo, y se adapta fácilmente a lugares de pequeñas y medianas dimensiones. Fabricado en variedad de diseños y tejidos a elegir.

También existe la posibilidad de motorizarlo para dimensiones más grandes.